Buenos Aires está pintada de azul

Si estás de paseo en Buenos Aires o vivís en esta ciudad, tomáte un tiempo para gozar de los jacarandás, estos árboles originarios de Sudamérica pero que hicieron famosa a una ciudad de Sudáfrica. ¿Sabés cuál es?

 

"El cielo en la vereda, dibujado está", cantó e inmortalizó de esa manera la gran poeta argentina María Elena Walsh, en su Canción del jacarandá, a este árbol de flores azules-violetas originario de Sudamérica. Conocido también como tarco o gualanday, el Jacaranda spp. es un género de unas cuarenta especies de árboles y arbustos de la familia de las bignoniáceas. Las variadas especies pueden alcanzar desde los 2 a los 30 metros de altura, de los cuales el fuste representa unos dos tercios. Éste llega a los 70 cm de diámetro, de forma recta y estilizada. La copa es poco densa y semeja un cono invertido. El jacarandá más típico es el Jacaranda mimosifolia, árbol caducifolio de gran porte con frondosa copa que se cultiva ornamentalmente en plazas, parques y jardines. Las flores permanecen largamente en el árbol. El fruto es una cápsula plana y leñosa, con forma de castañuela.


Si estás de paseo en Buenos Aires o vivís en esta ciudad, tomáte un tiempo para gozar de los jacarandás, estos árboles originarios de Sudamérica pero que hicieron famosa a una ciudad de Sudáfrica. ¿Sabés cuál es?


En Buenos Aires, sin importar donde uno esté ubicado, podrá apreciarlos fácilmente ya que se encuentran plantados en muchas veredas y plazas de la ciudad. En la Avenida del Libertador puede vérselos con más perspectiva; en algunos tramos están ubicados al lado de tipas (Tipuana tipu), que le otorgan un marco verde que los hace destacarse aún más todavía.


Si estás de paseo en Buenos Aires o vivís en esta ciudad, tomáte un tiempo para gozar de los jacarandás, estos árboles originarios de Sudamérica pero que hicieron famosa a una ciudad de Sudáfrica. ¿Sabés cuál es?


Como anécdota, vale la pena contar, que muchos viajeros se trasladan a Sudáfrica en esta época del año a Pretoria, conocida mundialmente como "la ciudad del jacarandá", para ver estos árboles florecidos. Segun cuenta la historia, el jacaranda fue introducido en Sudáfrica en 1888 por J.D. Cilliers, quien llevo dos ejemplares desde Río de Janeiro a Pretoria para plantarlo en su jardín, pero el árbol se volvió tan popular que en 1898, James Clark, un horticultor obtuvo un contrato del gobierno para plantar cientos de árboles en la ciudad. Los árboles se adaptaron tan bien, que actualmente Pretoria tiene alrededor de 50.000 ejemplares.


Si estás de paseo en Buenos Aires o vivís en esta ciudad, tomáte un tiempo para gozar de los jacarandás, estos árboles originarios de Sudamérica pero que hicieron famosa a una ciudad de Sudáfrica. ¿Sabés cuál es?


Si esta nota te hizo añorar las canciones de María Elena Walsh o querés que tus hijos las conozcan, hasta el 26 de noviembre podés visitar Villa Ocampo, donde una exposición en homenaje a la creadora de Manuelita transformó el lugar en "La casa de Doña Disparate". Abierta de miércoles a domingo de 12.30 a 19; los fines de semana juglares acompañan el recorrido con canciones para los más chicos. Más información en www.villaocampo.org .


Planta del Dia

La Revista

Suscribite por $29,90 y obtené tu tarjeta Club LA NACION ¡GRATIS!

Suscribite

Especiales: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo

Anuario 2013: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo

Calendario: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo