Jardinería

Cultivo: De nuez a nogal

Desde hace más de diez años, el colegio San Patricio, de San Carlos de Bariloche, trabaja con sus alumnos en el programa "Produciendo Árboles del Bosque Patagónico". Desde que los niños entran a jardín de infantes aprenden a sembrar y cultivar árboles que luego llevan a sus casas con el compromiso de plantarlos y cuidarlos. Gracias a sus experiencias, aquí te mostramos cómo transformar una nuez en un nogal.

 

Aunque parezca una fantasía, de una nuez enterrada ¡con cáscara! se puede obtener un nogal. El proceso es lento, por supuesto, pero vale la pena esperarlo.


Desde hace más de diez años, el colegio San Patricio, de San Carlos de Bariloche, trabaja con sus alumnos en el programa "Produciendo Árboles del Bosque Patagónico". Desde que los niños entran a jardín de infantes aprenden a sembrar y cultivar árboles que luego llevan a sus casas con el compromiso de plantarlos y cuidarlos. Gracias a sus experiencias, aquí te mostramos cómo transformar una nuez en un nogal.
1er paso: Enterrar en un macetero grande varias nueces secas. En un lugar con clima templado conviene estratificar las semillas, es decir brindarles el frío necesario que requieren para romper el embrión: puede lograrse fácilmente colocando la semilla en la heladera durante tres meses (si uno las coloca en una caja con arena puede ser que al retirarlas ya estén brotadas). Colocarlas acostadas, como caen en la naturaleza. Regar y procurar mantener la tierra siempre húmeda. Al cabo de tres o cuatro semanas crecerán las primeras raíces.


Desde hace más de diez años, el colegio San Patricio, de San Carlos de Bariloche, trabaja con sus alumnos en el programa "Produciendo Árboles del Bosque Patagónico". Desde que los niños entran a jardín de infantes aprenden a sembrar y cultivar árboles que luego llevan a sus casas con el compromiso de plantarlos y cuidarlos. Gracias a sus experiencias, aquí te mostramos cómo transformar una nuez en un nogal.
2do paso: Transplantar a una maceta individual o una botella de gaseosa grande, vacía, limpia, con agujeritos en la base para que drene, piedritas para filtrar y tierra negra.

3er paro: Luego de dos años, transplantar nuevamente, esta vez, en lo posible, en el lugar definitivo, con mucho espacio, porque aunque sea un árbol de lento crecimiento, en su adultez puede llegar a alcanzar los 25m de altura.

Prefiere suelos profundos, bien drenados y de textura media (los de textura arenosa son muy buenos porque favorecen la aireación de las raíces); cualquier limitación de profundidad mermará el vigor y tamaño del árbol. En general no es adecuado un suelo alcalino (pH superior a 8 - 8,5 puede producir clorosis por presencia de cal y baja absorción de otros elementos). Aunque no tolera la sequía, posee una gran adaptación a distintos tipos de clima.


Desde hace más de diez años, el colegio San Patricio, de San Carlos de Bariloche, trabaja con sus alumnos en el programa "Produciendo Árboles del Bosque Patagónico". Desde que los niños entran a jardín de infantes aprenden a sembrar y cultivar árboles que luego llevan a sus casas con el compromiso de plantarlos y cuidarlos. Gracias a sus experiencias, aquí te mostramos cómo transformar una nuez en un nogal.


¡Gracias colegio San Patricio por enseñarnos esto! Arriba, alumnos de jardín de infantes con plantines de arrayán sembrados por ellos.


Planta del Dia

La Revista

Suscribite por $29,90 y obtené tu tarjeta Club LA NACION ¡GRATIS!

Suscribite

Especiales: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo

Anuario 2013: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo

Calendario: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo