Para que sirven los injertos?

El injerto es una forma de reproducción asexual, una forma de replicar exactamente una planta. La idea es poner en contacto el cambium de dos plantas leñosas para que se fusione su sistema vascular. De esta manera se raíces podrán ser de una planta rústica y la parte visible o productiva de otra muy deseable

Un injerto cuenta con un pie de una planta, sobre el cual se dispone una yema o un trozo de rama con yema de otra que se distingue por su calidad de frutos (en el caso de frutales) o las de sus flores. La función principal de esta práctica es conseguir plantas de calidad uniforme (en frutales al plantar por ejemplo un carozo se pueden generar ejemplares de distinto tamaño, rendimiento , con frutos ricos y jugosos o no tanto, es azaroso y el descubrimiento viene después de muchos años de cuidados!). Con los injertos se replica una planta de calidad probada.

Otra funcionalidad del injerto es lograr que una especie, híbrido o variedad que no se adecua bien a determinado suelo, pueda crecer en él porque se pone como pie de injerto una planta rústica o resistente a ese tipo de sustrato. El pie se fusiona con una variedad más linda o rica, que es la que finalmente desarrolla la copa.

Generalmente en los injertos se unen plantas de igual género, aunque hay excepciones, por ejemplo Citrus sobre Poncirus trifoliata o Raphiolephis sobre membrillero.

La multiplicación por injertos se utiliza mucho en frutales y en otras plantas como rosas y jazmín del cabo.

Cuando se compran ciertas plantas es común que los viveristas nos digan que son injertadas para contarnos el porqué de su mayor precio, ya que lleva mucho más trabajo producirlas.


Planta del Dia

La Revista

Suscribite por $34,90 y obtené tu tarjeta Club LA NACION ¡GRATIS!

Suscribite

Especiales: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo

Anuario 2013: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo

Calendario: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo