Conocé los diferentes tipos de suelos de la Patagonia

Mischa Spagat, del "Vivero Mischa" nos cuenta cuáles son los problemas, ventajas y desventajas de los suelos patagónicos


Mischa Spagat, del "Vivero Mischa" nos cuenta cuáles son los problemas, ventajas y desventajas de los suelos patagónicos
La primavera se presenta como la estación más esperada, con mucha energía acumulada para iniciar el desafío de materializar un nuevo jardín.A la hora de plantar en la Cordillera y precordillera de la Patagonia, es necesario tener en cuenta los distintos tipos de suelos, las condiciones climáticas, qué plantas prosperarán mejor y dónde conviene ubicarlas.

Suelos sueltos: Se encuentran, por lo general, en las mesetas y en los campos donde castigan el viento, el sol y hay escasas precipitaciones de lluvia y nieve. Son suelos con una capa de tierra suelta de color marrón claro con un espesor que varía entre 15 y 35cm y por debajo le sigue arena y piedras. Para mejorar este terreno hay que sacar las piedras más grandes, en lo posible 40cm de profundidad (no trate de sacar todas porque es imposible) y luego mezclar esta tierra con otra que contenga más nutrientes. Si se tiene la posibilidad de agregar guano de oveja o de vaca bien seca se engordará el sustrato.Es conveniente colocar una malla de media sombra en el cerco de alambre para resguardo del frío y del viento. Del lado interno pueden plantarse arbustos de hoja perenne que formarán un cerco vivo, como Cotoneaster dielsiana v. elegans, Cotoneaster franchetti, Cotoneaster racemiflorus, Pyracantha coccinea (éste es más lento, pero fuerte), Ilex aquifolium, Berberis aristata. También pueden elegirse coníferas, convenientemente de porte mediano (60 a 80cm de altura): Chamaecyparis stelzneri (verde o amarillo), Chamaecyparis "Ellwoodii" (azul plateado), Chamaecyparis alumni (azul plateado), Astrocedrus chilensis (ciprés de la cordillera). Para tener un poco de color en el predio pueden colocarse rosas, en lo posible floribundas, prímulas, aubretias, Alyssum saxatile (amarillo), Gaillardia, Veronica spicata, Antirrhinum (conejitos), Aquilegia, Helianthemum (rosita de roca).

Suelos pedregosos: Se encuentran mayoritariamente en acantilados, riberas de ríos y arroyos o sus lechos antiguos. Por lo general, son lugares muy fríos y hay que tratarlos de la misma forma que aquéllos de suelos sueltos. No así si se encuentran en las cercanías de lagos y lagunas donde no hay heladas pero sí mucho viento y frío. Para mejorar estos lugares sólo puede rellenarse con una capa de tierra de descarte (en un espesor de 30cm) y una segunda capa de tierra fértil o negra (otros 30cm). ¿Qué se puede plantar? Frutales: manzanos, perales, cerezos, guindos (injertados), ciruelos, membrillos; ornamentales: Alnus incana, Cornus purpurea, Prunus laurocerasus, Fagus sylvatica, diferentes variedades de Spiraea; algunas herbáceas: Campanula, Centaurea, Helenium, Echinops, Chrysanthemum, Verbascum.

Suelos bajos y húmedos: Son lugares muy fértiles que se los reconoce por tener praderas verdes y estar llenos de vida, diferentes aves (teros, abutardas, bandurrias, jilgueros, patos) y animales pastando. En estos sitios hay que plantar y dejar crecer.

A pesar de ser terrenos ideales por su buena calidad de tierra, muchas veces son demasiado fríos por la humedad existente. El consejo es proteger con algún cerco de madera, de piedra o de plantas como: Azara microphyla, Pyracantha coccinea, Cotoneaster, Viburnum odoratissimum, Viburnum tinus, Escallonia, Ilex (muérdago), Photinia, rosas trepadoras, Clematis. Por dentro, como para empezar a tener colores, todas las que se nombraron anteriormente más: Nepeta, Inula, violas, gramíneas.

Suelos de bosque: En toda la zona boscosa de nuestra cordillera sureña la tierra es de muy buena calidad debido a la descomposición de hojas, ramas, troncos y musgos durante miles de años, variando su espesor de 40 a 70cm. Algunas variedades permiten hacer contrastes de tonos. Árboles: Betula (abedul), tilo, Laburnum alpinum (lluvia de oro), Photinia, Ulmus; arbustos: Forsythia x intermedia, Ribes, Escalonia, Abelia; herbáceas: Alchemilla mollis, Polygonum campanulatum, Polygonum weirichii, Astilbe, Filipendula.

Entrá acá y participá del sorteo por libros de la colección Jardín. Tenés tiempo hasta el 15 de octubre.

Mirá estas otras notas relacionadas: 5 plantas anuales para sumarle color a tu jardín | Las 10 plantas que anuncian la primavera | ¿Cómo conseguís las plantas de tu jardín: gajitos regalados, las compraste en un vivero...? | Qué conviene plantas elegir para armar tu balcón | Cómo armar un jardín con plantas silvestres | ¿Cómo cuidás tus plantas cuando te vas de vacaciones? | Divisiones: ideas para cubrir cercos con plantas | Riego: cómo cuidar las plantas durante el verano | ¿Cuáles son las mejores plantas para tener en un balcón? | Las cinco plantas preferidas por los paisajistas | 10 recetas caseras para cuidar tu jardín | Como elegir la maceta adecuada


Planta del Dia

La Revista

Suscribite por $29,90 y obtené tu tarjeta Club LA NACION ¡GRATIS!

Suscribite

Especiales: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo

Anuario 2013: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo

Calendario: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo