Pequeño edén: jardines urbanos con poco espacio

Acá te mostramos un rincón en medio de la ciudad donde la falta de metros no detuvieron la voluntad de disfrutar del verde en la ciudad

Este jardín empezó a cobrar vida hace unos siete años. La dueña de casa venía de un departamento, con muchas ganas de ponerse a trabajar con las manos en la tierra, y empezó a tomar clases de jardinería. Un año y mucha práctica fueron suficientes para lanzarse a crear su pequeño edén. Ella quería tener todo en él, pero… ¿cómo podría hacerlo en un espacio tan reducido?

El primer paso fue plantar los cercos, arbustos y enredaderas, que al principio parecían inofensivas y fueron cubriendo los alambrados. Pero con el tiempo, bignonias y madreselvas fueron avanzando sobre las otras plantas y se hicieron necesarias muchas podas para mantenerlas a raya (hoy en día las poda tres veces al año). A la hora de elegir arbustos se inclinó por laurentinos (Viburnum tinus), Pittosporum tenuifolium ‘Maggi’, laureles de flor (Nerium oleander) y eugenias (Syzingium paniculatum).

El segundo paso era dar forma a los canteros, pero al ser el jardín tan chico y rectangular (8 x 4,50 m) se hacía difícil incluir formas con curvas, y lo resolvió construyendo canteros rectos de 1 m de ancho, que con el tiempo fueron ensanchándose.

El estanque fue su tercer paso. Ella quería nenúfares, así que era necesario que tuviese una buena profundidad y orientación con mucho sol. Lo hizo de forma rectangular y buen tamaño, como si fuera un cantero más. Lo adosó a la medianera con el vecino, con sol de mañana y en un lugar que puede ver desde el taller que ella usa para pintar y dar clases de pintura sobre porcelana. Con lajas rectangulares en los bordes lo delimitó prolijamente y le dio además una buena terminación. Y con un espejo contra la pared detrás del estanque, agrandó visualmente el jardín y generó sensación de profundidad.

La plantación desordenada
Este jardín de sol, orientado al norte, fue transformándose con el tiempo en un lugar de media sombra. ¿Por qué? Las especies plantadas contra el cerco, sumadas a la plantación del vecino, fueron ganando altura y proyectando sombra principalmente en los canteros. Por eso, además de las podas, La dueña de casa debió ir cambiando algunas especies de pleno sol por otras que toleraran las nuevas condiciones de luz. Hoy tiene tulbagias, rosas y verbenas en los sectores más soleados, intercaladas con anémonas, hortensias, agapantos, hemerocallis, y algunos boj y azareros enanos que le aportan verde permanente.

Con el césped, la cosa tampoco fue fácil. Luego de varias pruebas con kikuyo y bermuda (que nunca terminaban de tupirse) hizo un último intento con la grama bahiana que, por su resistencia a la sombra y la humedad, está teniendo mucho éxito, y ya formó una alfombra densa y muy agradable para caminar. Contra la casa, sobre una veredita de adoquines, varias macetas con kinotos y flores de estación aportan su cuota de color, y otra, usada como tinaja, alberga algunos papiros enanos.

Susana completó el conjunto con un juego de jardín que encontró en una feria de muebles viejos, y una mesa de té, con el juego pintado por ella misma, porque la pintura es otra de las pasiones que practica.


Acá te mostramos un rincón en medio de la ciudad donde la falta de metros no detuvieron la voluntad de disfrutar del verde en la ciudad
Encontrá todo lo que necesitás para tu jardín en la Guía de Servicios de revistaJardin.com.ar

Mirá estas otras propuiestas de paisajismo: Arquitectura Paisajística: Un jardín, muchos espacios | Ramos silvestres para tu casa | Cómo armar un jardín con plantas silvestres | Flores silvestres: jardines de belleza natural | Arquitectura paisajista: Una terraza sobre La Mansa | Arquitectura paisajista: Una chacra frente al mar | Arquitectura paisajista: de cara al Paraná | Paisajismo Internacional: David Meyer | Poesía cotidiana: un jardín inspirador | Paisajismo internacional: Fumiaki Takano | Paisajismo internacional: Jesús Ibáñez | Paisajismo internacional: Iriarte Aguirrezabala y Segurola Arregui | 10 jardines para recordar


Planta del Dia

La Revista

Suscribite por $34,90 y obtené tu tarjeta Club LA NACION ¡GRATIS!

Suscribite

Especiales: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo

Anuario 2013: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo

Calendario: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo