Otoño: ¿ Por qué cambian de color las hojas?

Para algunos, el follaje de otoño la convierte en la estación más romántica. Sin embargo, muchos de estos cambios responden a estrategias de supervivencia

Los árboles que pierden las hojas son característicos de zonas templadas. Suena extraño si pensamos en los bosques canadienses, o en las lengas y ñires de nuestro Sur, pero para la ciencia climatológica la definición de zona templada es distinta de nuestra mental sensación térmica: abarca desde los trópicos hasta los círculos polares. La característica en común es la presencia de veranos e inviernos más o menos definidos.

Muchos árboles se han adaptado a soportar diversas temperaturas, entrando en dormición durante el otoño para despertar en la primavera. El proceso, llamado "senescencia de las hojas", se dispara fundamentalmente por el alargamiento y la disminución de las temperaturas de las noches.

Así comienza a formarse, en la base del pecíolo de las hojas, la llamada "zona de abscisión", donde cambios celulares conducen, de a poco, a la formación de una barrera que finalmente obstruirá la conexión con la rama. Luego, por el viento o por su propio peso, la hoja que ha perdido toda funcionalidad cae en algún momento.

Entre el antes y después se producen transformaciones para aprovechar al máximo los nutrientes que hay en la hoja y que migran hacia la parte leñosa del árbol, donde se almacenan como reserva para el renacer de la primavera. Es un momento crítico, por eso es un lapso en que el árbol no debe podarse.

La clorofila de las hojas que permanentemente se está generando y desnaturalizando durante el verano ya no tiene recambio, y poco a poco va desapareciendo el color verde. Entonces, aparece a la vista el color de un grupo de pigmentos que siempre están, pero la clorofila enmascara: los carotenoides. Son auxiliares de la fotosíntesis a ciertas longitudes de ondas lumínicas, son estables por más tiempo y, gracias a su "revelación", ciertos follajes toman colores amarillos o anaranjados..

Las hojas rojas se originan de otra manera. Cuando comienza el proceso de abscisión, se eleva el contenido de azúcares en la hoja y se sintetizan antocianinas, sustancias que actúan como antioxidantes y protegen a los tejidos de los rayos ultravioletas, más gráficamente actúan como filtros UV. Esto optimiza la salida de los nutrientes hacia las zonas de reserva leñosas, ya que la protege de los rayos ultravioletas justo cuando está más vulnerable. Como antioxidantes, reducen la emisión de radicales libres (con capacidad de daño celular) presentes en los momentos de stress en los vegetales, así como en otros seres vivos. Además, parecen aumentar la resistencia de las hojas a las eventuales heladas tempranas. En fin, las mantienen en buenas condiciones para recuperar sin desperdicios los nutrientes que servirán para el año próximo.

La tonalidad que dan las antocianinas varía según el pH del medio en que se encuentran: los rojos puros se manifiestan en un medio ácido; los violáceos, en los alcalinos.

Las hojas de colores ocres deben su tono a los contenidos de taninos, sustancias remanentes del metabolismo, también enmascaradas por la clorofila. Aun las hojas que toman otros colores más brillantes suelen terminar con ese tono por la formación residual de taninos.

Finalmente, cae el follaje y así se completa el proceso de recuperación de nutrientes por la naturaleza, que también beneficiará indirectamente al árbol. Ocurre cuando una miríada de organismos emprende la tarea que termina con la formación de humus que enriquece el suelo.

Encontrá todo lo que necesitás para tu jardín en la Guía de Servicios de revistaJardin.com.ar. Entrá en la sección Actualidad de Jardín para enterarte todas las novedades sobre cursos, capacitación y eventos.

Mirá estas otras notas sobre plantas autóctonas: Cómo armar un jardín con plantas silvestres | Conocé el Jardín Botánico de Santa Bárbara | Flores silvestres: jardines de belleza natural | Bonsái con aire criollo | Taller de Diseño del Paisaje con Plantas Nativas | Arquitectura paisajista: de cara al Paraná | Robles que se cultivan en la Argentina | Patagonia & sus secretos: una buena convivencia | Flores tropicales en la Argentina: Heliconias | Secretos y cuidados: cómo cultivar aljabas


Planta del Dia

La Revista

Suscribite por $42,50 y obtené tu tarjeta Club LA NACION ¡GRATIS!

Suscribite

Especiales: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo

Anuario 2013: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo

Calendario: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo