Plantas de interior: cómo elegirlas y cuidarlas

No contar con un espacio a cielo abierto, no es un impedimento para cultivar nuestras plantas. Entrá y tomá nota de lo que tenés que saber

Como es natural, las que hoy son conocidas como plantas de interior comenzaron siendo (tal como está en su naturaleza) de exterior. Posteriormente, éstas se fueron adaptando a vivir en espacios cerrados, y es así como hoy nos acompañan en nuestros hogares.

A la hora de comprar
Dado que las condiciones de las especies difieren entre sí –algunas son más resistentes que otras–, es importante elegir la planta adecuada al ambiente en el que vivirá. Además de la luz, temperatura y humedad, debe considerase el volumen que ocupará cada ejemplar, y calcular su posible crecimiento.

Es muy importante que las plantas se encuentren en perfecto estado de salud, dado que la vida en el interior no les permitirá reponerse fácilmente.

No es importante la época en que se compren las plantas, aunque sí lo es procurar un cuidadoso traslado desde el vivero hasta su futuro hogar. Los primeros meses serán muy importantes para su adaptación, por lo que no hay que descuidarlas.

Cuidados básicos
- Luz. Muchas de estas plantas se adaptan a la sombra, mientras que otras necesitan luz brillante sin sol directo. Para las primeras, lo mejor es ubicarlas hasta 4 o 5m de una ventana. Las segundas, en cambio, deben estar más cerca de una abertura, a unos 50cm, aunque sin recibir sol directo durante muchas horas.

- Temperatura. Las plantas de interior requieren una temperatura constante, cercana en la mayor parte del tiempo a los 20 °C, pudiendo variar entre los 10 y los 22 °C.
En el caso de que la planta no reciba la temperatura que necesita, mostrará signos de debilitamiento, sus bordes se tornen marrones y que sus hojas inferiores se caigan.

- Fertilizantes. Lo ideal es aplicar el fertilizante cuando la planta está creciendo o en flor, y nunca en el período de reposo de la planta. Los más utilizados son los que poseen nitrógeno (contribuye al crecimiento de las hojas), fósforo (fortalece el desarrollo de los pimpollos flores y raíces) y potasio (muy necesario para las flores y frutos). Es importante no excederse de las dosis recomendadas.

- Limpieza de hojas. Esto es recomendable no sólo por una cuestión estética, sino también porque el polvo tapa los etomas (por donde respira la planta). Lo mejor es utilizar un trapo húmedo, y limpiar hoja por hoja.

- Riego. Para determinar cuándo regar, la mejor forma es conocer la humedad de la tierra. Para esto introducimos un dedo en el compost o la tierra, a unos 4cm de profundidad. Si está completamente seca, es convenitente regar; si está húmeda, continuar el control al día siguiente.

Contanos cuáles fueron las plantas que mejor te funcionaron en tu jardín o en el interior de tu casa.

Encontrá todo lo que necesitás para tu jardín en la Guía de Servicios de revistaJardin.com.ar

Mirá estas otras notas relacionadas: Consejos para comprar plantas | 5 consejos para planear jardines pequeños | Qué conviene plantas elegir para armar tu balcón | Verano: Ideas para tus plantas de balcón | Cómo preparar tu balcón para el verano


Planta del Dia

La Revista

Suscribite por $29,90 y obtené tu tarjeta Club LA NACION ¡GRATIS!

Suscribite

Especiales: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo

Anuario 2013: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo

Calendario: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo