Huertas en macetas para principiantes

Con buen sol y buena tierra podemos consumir hortalizas recién cosechadas todo el año. Animate y contanos cómo te resultó

 

Las hortalizas necesitan pleno sol para crecer y desarrollarse bien, siendo el ideal el que reciben entre las 10 y las 16. Este factor es el más limitante. Lugares sombríos no son recomendables , ya que las plantas se debilitan, crecen menos y son más sensibles a las enfermedades.

Además del sol, un buen sustrato nos asegurará el éxito de nuestra huerta. Éste consiste en mezclar un 50% de tierra fértil de buena calidad, 25% de abono compuesto o humus de lombriz y 25% de perlita o arena gruesa.

Los contenedores más recomendables son los de fibrocemento, que son menos pesados que los de barro y los de cemento, y más resistentes. Sin embargo, no se descartan otros materiales: plástico, metal, fibra de vidrio, cerámica, barro y cemento. En macetas de 40cm de alto por 40cm de ancho podremos cultivar todo tipo de hortalizas , y dejaremos aquellas de menor tamaño para las verduras de bajo porte y desarrollo de raíces (ciboulette, perejil, lechuga, achicoria, rúcula). Con cinco o seis macetas obtendremos una buena cosecha en la época de cultivo.


Con buen sol y buena tierra podemos consumir hortalizas recién cosechadas todo el año. Animate y contanos cómo te resultó
Los cuidados
• Remover bien la tierra entre plantas con palita de mano e incorporar quincenalmente humus de lombriz o abono compuesto (4 cucharadas soperas por maceta).
• Hacer rotaciones, es decir, no repetir en la misma maceta la especie que acabamos de cosechar. De esta manera, cortamos el ciclo de las enfermedades y plagas.
• Desmalezar.

La cosecha
• Sembrando escalonadamente lograremos cosechar verduras durante todo el año y sin necesidad de guardarlas en la heladera.
• Se recomienda ir cortando las verduras de a poco. En el caso de las lechugas, cortar las hojas externas; en el caso de la acelga, radicheta y perejil se recomienda cortar con tijera a ras
• Un buen rendimiento va a depender de cómo cuidemos el suelo, la cantidad de sol que reciban las plantas y el corte que se haga de cada una.

Asociación y rotación
• Es ideal colocar distintas plantas en una maceta, para así aprovechar mejor la tierra y mezclar aromas para desorientar a los insectos plaga.
• Cuando terminemos un cultivo, colocar en su lugar plantas de distintas familia y forma. Por ejemplo, donde hubo lechuga, plantar zanahoria o rúcula.
• Las flores amarillas o anaranjadas –como copetes, caléndulas o margaritas– intercaladas con las hortalizas atraen innumerables insectos benéficos.


Planta del Dia

La Revista

Suscribite por $42,50 y obtené tu tarjeta Club LA NACION ¡GRATIS!

Suscribite

Especiales: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo

Anuario 2013: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo

Calendario: La herramienta indispensable para todo amante de la jardinera
Conseguilo